Penitencia

La parroquia pone a disposición de todas las personas el sacramento de la reconciliación.

 

Para ello dispone de un sacerdote confesando media hora antes de la celebración de cada misa, de lunes a domingo, también será posible vivir este sacramento durante las Eucaristías, que aunque es lo menos recomendable, entendemos que a veces es mejor poder confesarse aunque llegues tarde.

No obstante lo anterior, si alguna persona necesita acercarse a la reconciliación con el Señor en otra hora o necesitase un apoyo, guía o dirección especial, que se acerque a los sacerdotes para poder quedar el día y a la hora que sea posible.